Toyota GR Yaris ya está a la venta en Japón, pero en muchos otros mercados esperan la llegada de este vehículo que transmitirá a sus dueños toda la tecnología que la marca ha obtenido del Campeonato Mundial de Rallies (WRC).

El hatchback es el primer vehículo de la marca “desarrollado con el concepto inverso de convertir un auto deportivo en un automóvil de producción a gran escala”, según explica la propia compañía.

Esta fórmula ya ha sido seguida por otras empresas, pero es la primera ocasión que se desarrolla en un modelo de este tipo.

Este modelo tiene la más alta atención por parte de Toyota por lo que su fabricación se realiza exclusivamente en la planta de Motomachi en Japón, el mismo lugar donde nacía el Lexus LFA.

Síguenos en Instagram

261 caballos heredados del WRC

Para crear un vehículo emocionante, Toyota ha puesto mucha atención en diversos aspectos, creando un Yaris que asombrará a muchos.

Lo primero que encontramos es un motor L3 1.6L turbocargado de 261 caballos de fuerza que entrega su potencia a las cuatro ruedas, algo natural en un modelo que surgió de los rallies.

Para aquellos que no estén familiarizados con una caja manual, seguro querrán hacerlo, porque este coche solo se vende con una transmisión de seis velocidades de este tipo, heredada de modelos diésel de la firma como RAV4.

Pero el GR Yaris también fue puesto a dieta y tiene un peso de 1,280 kilos, 109 de ellos apenas del motor. Estos números los consiguieron utilizando aluminio, y fibra de carbono, en el máximo posible.

Para cerrar el círculo, la aerodinámica cumple un papel importante. Elementos desarrollados por el equipo del WRC han servido como base para crear un Yaris que muchos envidiarán. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn