Ford Fairmont

Ojo papás, recordamos este comercial de los ochenta con el Ford Fairmont 1981 y un papá orgulloso como protagonistas.

 

Es momento de celebrar a todo papá y qué mejor que hacerlo con el tema de los autos (ojo ahí Ford Fairmont). Después de todo, los padres de familia y los coches guardan una relación muy estrecha que se debe ponderar.

En esta oportunidad, te presentamos un comercial muy recordado en los años ochenta. En él, se tiene como protagonista al Ford Fairmont 1981, con un padre orgulloso al volante. El hombre de familia sortea todo tipo de obstáculos a bordo del modelo americano, con el aval de toda su familia.

Chécalo.

 

¿Quién fue el Ford Fairmont, más allá de este papá?

El sedán comenzó a venderse a finales de los años setenta y en el mismo tiempo inició su producción en México. Con el objetivo de relevar al mítico Maverick, en México se vendió con la transmisión automática de 3 relaciones y el motor de 5.0 litros.

El sedán se caracterizaba por su gran espacio interior y un buen desarrollo del chasis. Luego de comercializarse también en las versiones Elite, el Fairmont se dejó de vender a mediados de los ochenta. ¿La razón? Dar paso más adelante, al Ford Tempo (mejor conocido como Topaz).

 

¡Feliz día del padre!

 

 

Te puede interesar:

 

“Es tan feo, lo amo”. Papá le regala un auto a su hija y esa fue la respuesta que recibió

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn