Virtus VW Brasil Cabrio

Ni te emociones, el modelo no circulará por las calles.

 

 

 

La marca alemana VW (Volkswagen) transformó el sedán Virtus en un vehículo cabrio descapotable para una visita presidencial a la fábrica de Anchieta, en São Bernardo do Campo, en Brasil.

Este tres volúmenes fue elegido para un proyecto especial de Volkswagen, que lo transformó en un vehículo exclusivo para la visita del presidente Lula Da Silva.

El modelo fue utilizado al anunciar el nuevo ciclo inversor de la marca en Brasil.

 

 

Así es el VW Virtus cabrio hecho en Brasil

Virtus VW Brasil Cabrio

 

Como todos los autos de exhibición, el Virtus Cabrio tiene muchas particularidades. Es una unidad que combina atributos de las versiones Highline y Exclusive.

Un coche con el exterior pintado en Azul Vizcaya, llantas de 18 pulgadas con acabado oscurecido, un interior con asientos, salpicadero y inserciones de puertas en negro y un motor 250 TSI asociado a una transmisión automática de seis velocidades.

Una treintena de profesionales del área de Desarrollo de Producto, con el apoyo del área de Calidad, tuvieron seis semanas para entregar el vehículo. El tiempo, de hecho, fue uno de los principales desafíos del equipo.

“Teníamos que proporcionar un buen espacio trasero para los ocupantes, garantizando seguridad y comodidad a la hora de utilizar el vehículo”.

“También era necesario garantizar una resistencia estructural y una rigidez suficientemente buenas. Todo en un período extremadamente corto”, explica Antonio Carnielli Jr., Director de Desarrollo Técnico de VW.

 

 

VW Virtus en Brasil

Virtus VW Brasil Cabrio

 

Para proporcionar un espacio más amplio entre los asientos delanteros y traseros, se alargó el piso, incluidos cambios en el tamaño del tanque de combustible ubicado en la parte inferior del piso.

Además, el asiento trasero también ha sufrido modificaciones con un diseño exclusivo para este modelo tan especial.

“Con cada etapa de la construcción del vehículo, crecía el entusiasmo del equipo por ver la obra de arte terminada”, recuerda Carnielli.

Se desarrollaron nuevas piezas de acabado exterior, como cierres de columnas y puertas, asientos y depósito de combustible.

También se agregó una barra transversal en la región de la columna B, para que los ocupantes traseros, al estar de pie, tuvieran apoyo y seguridad.

Finalmente, se modificaron algunos sistemas electrónicos de gestión de vehículos.

 

 

¿Dónde se venderá?

El modelo no será vendido.  La unidad estará destinada a la colección VW Garage y se ubicará junto a otros vehículos especiales, deportivos y prototipos de la marca.

Compartirá espacio con otras reliquias como el proyecto BY y VEMP, que nunca salieron a la calle, así como el Polo Sedan y los convertibles Fox, que también están allí.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn