Tesla ventas Elon Musk

La forma de ser de Elon Musk no cae del todo bien a sus potenciales compradores de Tesla, revela un estudio.

 

 

 

Las ventas de Tesla en Estados Unidos se están reduciendo en los últimos meses y esto podría estar relacionado con la polémica personalidad de su director ejecutivo, Elon Musk. Un estudio elaborado por la firma de inteligencia de mercado Caliber, señaló que la forma de ser de Musk baja la intención de la gente por adquirir un auto de Tesla.

Si bien Tesla continuó registrando un fuerte crecimiento de las ventas el año pasado, se espera que el fabricante de vehículos eléctricos informe ventas trimestrales débiles. Tesla vendió 386 mil 810 coches en el primer trimestre de 2024, esto es alrededor de 90 mil autos menos de lo que esperaban los inversores.

 

 

Ventas de Tesla caen debido a la mala reputación de Elon Musk, señala la encuesta

La puntuación de la encuesta que mide la intención de compra de potenciales clientes para Tesla, proporcionada a Reuters, señala sobre una caída al 31% en febrero, menos de la mitad de su máximo del 70% en noviembre de 2021, cuando comenzó a rastrear el interés de los consumidores en la marca.

Tesla ventas Elon Musk

 

El puntaje de consideración de Tesla cayó 8 puntos porcentuales solo desde enero, incluso cuando los puntajes para otras marcas como Mercedes, BMW y Audi, que produce modelos de gasolina y vehículos eléctricos, subieron durante ese mismo período, alcanzando el 44 y 47%.

Tesla ventas Elon Musk

 

La firma Caliber señaló una relación muy estrecha entre la reputación de Tesla y la de Musk para las puntuaciones. “Es muy probable que el propio Musk esté contribuyendo a la caída de la reputación“, dijo a Reuters el director ejecutivo de Calibre, Shahar Silbershatz, diciendo que la encuesta de su compañía muestra que el 83% de los estadounidenses conectan a Musk con Tesla.

 

Elon Musk se ha visto envuelto en la polémica, luego de anunciar que está aumentando los salarios de los ingenieros de Tesla porque OpenAI (la compañía detrás de ChatGPT) sigue intentando reclutarlos. En febrero pasado, Musk demandó a OpenAI, sosteniendo que su CEO, Sam Altman ha provocado que la compañía se aleje de su objetivo original y práctica histórica de colocar su tecnología y conocimiento a disposición del público.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn