¿Sabías que el VW Safari era desarmable y además apareció en un programa de Chespirito?

Se cumplen 9 años de la muerte de Roberto Gómez Bolaños, Chespirito y lo recordamos con este Volkswagen que apareció en varios de sus programas.

 

A pesar de que ya no se fabrica, seguimos viendo el VW Safari en nuestras calles, y recordándolo en actuaciones con Roberto Gómez Bolaños, Chespirito.

El auto equipaba el mismo motor cuatro cilindros del Beetle, además de la transmisión, la suspensión y el chasis, pero con una orientación más aventurera.

Se​ ​le​ ​conoció​ ​inicialmente​ ​como Volkswagen​ ​Tipo​ ​181​ ​y​ ​tomó​ ​diferentes nombres​ ​en​ ​algunos​ ​países.​

​En​ ​Alemania se​ ​llamó​ ​Kurierwagen,​ ​en​ ​Reino​ ​Unido​ ​se​ ​le conocía​ ​como​ ​Trekker,​ ​en​ ​Estados​ ​Unidos como​ ​The​ ​Thing​ ​y​ ​en​ ​México​ ​recibió​ ​el nombre​ ​de​ ​Safari.

 

 

VW Safari: El consentido en los años 70s

¿Sabías que el VW Safari era desarmable y además apareció en un programa de Chespirito?

En​ ​1973​ ​comenzó​ ​su​ ​producción​ ​en​ ​la planta de Puebla ​y​ ​posteriormente​ ​se comenzó​ ​a​ ​exportar​ ​a​ ​Estados​ ​Unidos.

Una​ ​de​ ​sus​ ​versiones​ ​especiales​ ​fue​ ​​Safari Acapulco​,​ ​este​ ​modelo​ ​se​ ​diseñó exclusivamente​ ​para​ ​el​ ​Hotel​ ​Las​ ​Brisas Acapulco.

La​ ​versión​ ​se​ ​distinguía​ ​por​ ​su pintura​ ​de​ ​doble​ ​tono​ ​a​ ​rayas.

Contaba​ ​con​ ​5​ ​colores​ ​distintos​ ​y​ ​se denominaban:​ ​azul​ ​acapulco,​ ​blanco crema,​ ​amarillo​ ​cítrico,​ ​rojo​ ​salmón​ ​y​ ​beige sepia.

El modelo tenía techo descapotable, además podías desmontar sus puertas, por lo cual se vendieron más de 20 mil unidades en México.

En el año 1979 se transmitía por la tv una serie cómica llamado “La Chicharra“ interpretada por Roberto Gómez Bolaños en el papel de Vicente Chambón, donde salía conduciendo un VW Safari.

De hecho, también actuó en la película el Charrito.

Sí, así como lo oyes, Don Ramón, la chilindrina y Kiko no fueron las únicas estrellas con las que el Chavo del Ocho y el Chapulín Colorado pudo convivir.

 

Chécalo.

 

 

 

También te puede interesar:

“Es que es un auto de verdad”. Así era el comercial del Gremlin en 1982

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn