rusia

Varios fabricantes de automóviles han dejado de enviar vehículos a Rusia, y se desconoce la fecha de reinicio.

Volvo Cars dijo que suspenderá los envíos de automóviles al mercado ruso hasta nuevo aviso.

El fabricante sueco se convirtió en la primera marca de autos internacional en suspender los envíos por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Volvo dijo que la decisión se tomó debido a los “riesgos potenciales asociados con el comercio de material con Rusia, incluidas las sanciones impuestas por la Unión Europea y Estados Unidos”.

Un portavoz de Volvo dijo que el fabricante de automóviles exporta vehículos a Rusia desde plantas en Suecia, China y Estados Unidos.

Según cifras de la industria, Volvo vendió alrededor de 9.000 automóviles en Rusia en 2021.

Más temprano el lunes, la agencia de noticias RIA dijo que Volkswagen suspendió temporalmente las entregas a los concesionarios locales de automóviles que ya están en Rusia.

A la par, el fabricante sueco de camiones AB Volvo dijo que había detenido toda su producción y ventas en ese país debido a la crisis de Ucrania.

Por último, el fabricante de camiones Daimler Truck también dijo que congelaría sus actividades comerciales en Rusia con efecto inmediato, incluida su cooperación con el fabricante de camiones ruso Kamaz.

 

Rusia vs Ucrania: Más fabricantes se estarían uniendo

Se desconoce cuántas unidades ya están en tránsito, ni cuántas se suponía que llegarían a los clientes.

Lo que está claro es que la situación podría tardar semanas o meses en resolverse si los informes son precisos porque los fabricantes pueden decidir redistribuir las unidades restantes después de que se cancele su envío a dicho país.

Los clientes en Rusia, incluidos los distribuidores, que hayan realizado un pedido de una configuración específica, pero que aún no se ha construido, se enfrentarán a meses de retrasos antes de que su configuración vea la luz del día.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn