BYD King híbrido enchufable

Pudimos probar por primera vez al BYD King PHEV en el trazado del Autódromo Hermanos Rodríguez y sacamos muchas conclusiones; te las decimos.

 

 

 

Quizás el nombre King (rey) puede sonar pretencioso, pero la realidad es que la llegada a México del BYD King DM-i híbrido enchufable supone una revolución en el mercado, específicamente en el segmento de sedanes compactos. El modelo chino es el primer sedán PHEV con modo 100% eléctrico en su competencia, por lo que buscará quitarle fans al rey del rubro, el Toyota Prius, un híbrido convencional que ha dominado el segmento por años y máxime con su última generación que hasta ha recibido ya varios premios.

BYD King híbrido enchufable 1

 

 

Así es el BYD King, el sedán híbrido enchufable que competirá con el híbrido convencional Prius

Por fuera, el BYD King no es revolucionario como sus hermanos Seal, Han o Dolphin, es más bien discreto y con una estética más genérica. Al frente añade una parrilla sin marco similar a los de los modelos Peugeot, con luces en LED y un buen número de sensores y cámara delantera. En el lateral, la caída del techo a la altura del poste C es muy notoria, tipo fastback y muy similar a lo que vemos en su hermano Han. Atrás también es sobrio, con luces antiniebla y con una tira que se extiende de extremo a extremo.

 

BYD King

Por dentro, la calidad y texturas de materiales es evidente como buen BYD. Destaca el volante telescópico (es decir, con ajuste de altura y profundidad) y el cuadro de instrumentos digital, similar a lo que vemos en Tesla. Destaca la clásica pantalla giratoria de 12.8 pulgadas que cuenta con el sistema de cabina inteligente BYD compatible para Apple CarPlay y Android Auto; también lleva navegación GPS y sistema de control de voz inteligente Hi BYD. La consola central lleva el mando giratorio para los modos de manejo, dos compartimentos y funciones como manejo EV y HEV, un diseño que me recordó al de los modelos de Mercedes-Benz.

 

Llama la atención los plásticos suaves en la zona de las puertas, además de asientos en imitación cuero que normalmente no encuentras tanto en el segmento. El King mide 4.7 metros, mismo tamaño de un Audi A4 y poco más pequeño que rivales indirectos como Honda Accord y Camry híbridos. Esa caída del techo tan pronunciada dificulta el espacio para las cabezas de los pasajeros traseros, lo cual se compensa un poco por el espacio adecuado que tienes para piernas. Y ya que hablamos de la hilera trasera, ésta lleva dos entradas para USB y mención aparte es la cajuela que es enorme, tiene una capacidad de 450 litros y una profundidad extraordinaria.

 

 

¿Qué tecnología lleva el BYD King híbrido enchufable?

Lo mejor que tiene el King es su tecnología y su bloque mecánico. Reúne un sistema eléctrico con un motor de combustión de 1.5 litros (éste funge un rol secundario) con lo que alcanza una potencia combinada de 205 hp y un torque de 190 lb-pie. Posee una autonomía combinada de 1,175 km, aunque esto dependerá de tus hábitos de manejo. La autonomía en modo eléctrico alcanza 50 km gracias a la batería Blade de 8.3 kWh de capacidad. Cabe mencionar que en otros mercados, el modelo alcanza hasta 120 km en modo eléctrico, pero por el momento BYD solo ofrecerá la versión que llegó a México de manera privativa.

BYD King .

Este sedán híbrido enchufable promete un rendimiento de combustible de 3.9 litros por cada 100 km, bastante respetable que podría ser un diferenciador claro. Para recargar la batería, BYD King añade un puerto de carga GB AC con una velocidad de carga de 3.3 kW, es decir, le toma alrededor de 2 horas recargarse mediante un cargador AC (de corriente alterna) de 220 volts. En seguridad queda corto, sobre todo porque casi no añade ADAS (por ejemplo, Prius tiene control crucero adaptativo en curvas). No obstante, King incluye seis bolsas de aire, sistema de freno inteligente, asistencia de frenado hidráulico (HBA), sistema de control de tracción (TCS) y sistema de control dinámico del vehículo (VDC).

 

El manejo está enfocado mucho más al confort que al dinamismo, la dirección no es tan comunicativa, pero sorprende el buen agarre en curvas y la estabilidad, además de la evidente insonorización. Los frenos no se sienten cansados después de un tiempo de estarlos calando; quizás le falta algo de empuje en rectas, pero insistimos, este es un auto pensado para y por el ahorro de combustible y la regeneración de la batería.

King híbrido enchufable

 

Conclusión

BYD King se encuentra ya en preventa con un precio de 499,800 pesos en una sola variante. El costo es muy competitivo, es más barato que la versión tope de Prius, presume de un bloque mecánico más sofisticado y con mayor tecnología en infotenimiento, pero queda corto en los sistemas avanzados de seguridad, además de que será difícil que le robe fans a un modelo tan cimentado y confiable en el mercado mexicano como el Prius, el híbrido convencional de Toyota. ¿Tú qué dices?

 

 

BYD King DM-i híbrido enchufable

Pros

-Calidad de materiales

-Tecnología

-Consumos por un bajo precio

 

Contras

-Faltaron algunas ADAS

-La caída del techo dificulta el espacio para cabeza en la hilera trasera

 

 

 

Te puede interesar:

 

BYD suministrará 21 autobuses eléctricos a Enel X México para el transporte público en Monterrey

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn