La cuarta generación de Nissan X-Trail llega a México y pone reñida la batalla en el segmento de camionetas compactas bajo opciones con combustión interna y electrificada.

 

Se puede tener por compañera la fantasía, pero se debe tener como guía a la razón.
Samuel Johnson (1709-1784) Escritor inglés.
 

¿A qué viene esta frase? El segmento de camiones compactas es uno de los más reñidos y hoy más que nunca se debe racionalizar la compra.

Hace años, la CR-V era la reina de las SUV compactas en nuestro país, hasta que una ‘tal X-Trail’ le quitó el trono en ventas.

A partir de ahí se incorporaron nuevos rivales que ‘canabilizaron’ un segmento por demás competido en México.

En ese rubro X-Trail comenzó a quedarse en el tiempo, toda vez que rivales como CR-V, Outlander, etc., no solo renovaron generaciones, sino también presentaron opciones electrificadas.

Es por ello que X-Trail a gasolina, también agrega una variante eléctrica de rango extendido, la E-Power.

 

 

Nissan X-Trail, renovación en grande pero que recuerda sus orígenes

 

X-Trail
Esta es la versión a gasolina.

 

Ahora asistimos a la prueba de manejo de la nueva Nissan X-Trail en una muy calurosa ciudad de Mérida, en Yucatán.

Los 38 grados centígrados nos abrazaron mientras una fila de X-Trail nos esperaban ansiosas por ser evaluadas.

De frente presenta una parrilla en V (ya muy contemporánea en la gama Nissan) prácticamente cerrada que está flanqueada por 3 niveles de iluminación separadas que albergan las luces diurnas, LEDs y los faros de niebla.

En el lateral existen algunos detalles en cromo, pero lo más relevante son los 20 centímetros de altura respecto al piso que se agradecen en baches o caminos irregulares.

 

X-Trail
Un diseño más robusto.

 

Los rines son de 17 a 19 pulgadas, dependiendo de la versión. Los acabados cromados son para la variante a combustión y las de acabado negro son para las E-Power.

Atrás, las calaveras están más extendidas hacia la parte lateral, mientras que en la parte de abajo se asoma tímidamente el tubo de escape.

En general, un diseño exterior mucho más fresco que la generación pasada y que vaya que le hacía falta, sobre todo porque Sportage o CR-V ya lo habían hecho.

Eso sí, es un diseño robusto que había perdido en la tercera generación y que ahora recupera.

 

 

Por dentro, lo mejor

 

X-Trail
La cabina de X-Trail mejoró bastante.

 

Si algo carecía X-Trail era de refinamiento; para esta generación la percepción de calidad es evidente.

Abundan los plásticos de tacto gomoso y mucha piel (para las versiones tope).

Hay algunos detalles de imitación en madera en el tablero de instrumentos, y llama la atención la nueva disposición de los elementos en la consola central que ahora se colocaron en una misma área y ya no en dos como en las generaciones pasadas.

No me agrada tanto que aún exista el piano black en algunas partes de la consola, se ensucian muy rápido y eso no agrada.

Por primera vez en este modelo, el cuadro de instrumentos para la versión tope es totalmente digital, es de 12.3” y le da una frescura que requería.

 

La cajuela es la más amplia.

 

La pantalla también es poco mayor de 12 pulgadas y sin ser la más novedosa, es intuitiva y cumple sin contratiempos.

A la par, posee cargador inalámbrico y sistema de sonido Bosé de 12 bocinas para el E-Power. La conectividad es cortesía de Apple CarPlay y Android Auto.

De hecho, hay un retrovisor digital para la versión tope que es novedoso, pero al cual hay que irse adaptando poco a poco.

El E-Power añade un sistema de cancelación de sonido para minimizar ruidos en el interior.

 

 

 

Además

 

X-Trail

 

Desde las versiones base, X-Trail tiene 6 bolsas de aire, frenos ABS, control electrónico de estabilidad, cámara de reversa.

Más adelante en las versiones añade control de velocidad crucero adaptativo con función de seguimiento, alertas visuales, acústicas.

Atrás, el espacio para piernas y cabeza es amplio, a pesar de que la distancia entre ejes decreció ligeramente (5 cms).

No obstante, lo que llama más la atención es la capacidad en la cajuela.

Si bien la X-Trail se oferta en 4 niveles: Advance, excusive, platimun, y platium plis, sí ofrece variantes tanto de 2 como 3 filas.

En el caso de las de 2 filas (o si es con la tercera fila abatida para las demás versiones), la capacidad de la cajuela es la mejor de su segmento, incluso por encima de CX-5, Sportage y CR-V.

 

 

 

Manejo silencioso y equilibrado

 

Llama la atención la suspensión multilink.

 

Para la versión a gasolina conserva el mismo motor atmosférico de 2.5 litros, pero ajustado para otorgar 181 hp y 180 lb-pie de torque, manteniendo la caja CVT.

Lo más llamativo es su extraordinario nivel de insonorización.

El buen trabajo de la suspensión trasera independiente y multibrazo filtra correctamente las irregularidades del camino y se agradece en terrenos sinuosos.

A la par, Nissan reforzó partes de la carrocería que se ve reflejado en cero filtraciones al interior.

Incluso la CVT (caracterizada por realizar ese sonido tan característico) fue calibrada para aminorar mayoritariamente este aspecto, además de que se le agregó doble bomba de aceite.

Si lo que buscas es un manejo emocionante, X-Trail no lo hará y no es un error, la suavidad de marcha está hecha para ponderar la comodidad antes que una conducción más deportiva (para eso están las versiones turbocargadas de CX-5 o CR-V).

Otro aspecto es la buena visibilidad que posee, gracias una correcta posición de mano y el diseño angulado de las ventanas.

La plataforma se renovó y eso dio como resultado un chasis más ligero, pero que permite una alta rigidez al momento de tomar alguna curva a mayor velocidad.

Incluso la dirección asistida electrónicamente permite que no se sienta artificial y poco comunicativa con las ruedas, como pasa mucho en los modelos de este segmento.

 

 

 

X-Trail E-Power

 

E-Power

 

En el caso del E-Power, el motor a gasolina solo funge para dotar de energía a la batería, mientras que el motor eléctrico es el encargado de mover las ruedas, por eso no es un híbrido como tal ya que en esos casos ambos motores pueden mover el auto.

En este caso añade un motor eléctrico de 187 hp, y 243 lb-pie, y motor de gasolina de 1.5 de compresión variable.

En términos claro, se mueve y se comporta como un eléctrico, con un inmediato torque que facilita las maniobras de rebase en carretera, incluso por encima de los 120 km/h.

Durante nuestra prueba mixta (carretera-ciudad), el rendimiento se ubicó en 15 km/l, ligeramente por debajo de una Toyota RAV4 Híbrida y CR-V Híbrida.

 

 

 

La ventaja es que en todo momento se puede regenerar la batería en distintos escenarios, apoyados principalmente por los sistemas de conducción semi-autónoma ProPilot, a los cuales uno debe irse adaptando.

Sistemas como el frenado inteligente de emergencia, o el asistente de mantenimiento de carril ponen a esta X-Trail ligeramente por encima de sus rivales en la coyuntura tecnología-seguridad.

Para esta versión, se puso a punto la suspensión y las llantas son de baja resistencia al rodamiento, ya que pesa 200 kg más.

 

 

 

Precios

Nissan X-Trail (gasolina)

-Advace 2 filas ($679,900

-Exclusive 2 filas ($712,900)

-Exclusive 3 filas ($732,900)

-Platinum 2 filas ($775,900)

-Platinum 3 filas ($795,900)

-Platinum Plus 2 filas ($820,900)

 

 

Nissan X-Trail E-Power

-Exclusive ($845,900)

-Platinum ($934,900)

 

 

Resultado Nissan X-Trail 2023

Nissan X-Trail a gasolina es la opción con mejor relación costo-beneficio de su segmento, al menos hasta que Toyota decida renovar a su RAV4.

Si se piensa mucho más con la razón y dejamos de lado las opciones turbocargadas de varios de sus rivales, la calidad de marcha de una CX5 o una CR-V, las versiones intermedias de X-Trail son las más racionales.

El E-Power es un auto más de nicho, con tecnología y seguridad por encima de todos sus rivales, aunque con un rendimiento a la par de las versiones híbridas de sus contrapartes.

 

 

Pros

-Nivel de Insonorización

-Más y mejor refinamiento al interior

-El sistema ProPilot es de gran ayuda

 

Contras

-Las versiones base tanto de gasolina como E-Power no son las más económicas.

-Se mejoró la dinámica de conducción, pero aún queda corto respecto a algunos rivales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn